Acerca del turismo, y del turismo de masas

Hay muchos tipos de turismo, igual que hay muchos tipos de personas que viajan. Desde que hace unas semanas comenzamos las noticias en este blog con motivo del encuentro, ocasionalmente nos hemos referido al contexto turístico actual en Sevilla como “turismo de masas”. Esta es una expresión extendida y comúnmente conocida, que define un turismo exacerbado y que conlleva algún tipo de presión sobre los territorios que lo soportan. A priori, la turistización es una consecuencia sobre nuestras vidas de este tipo de turismo. Sin embargo, dentro del proceso de organización de ENTRA Sevilla, nos hemos parado a reflexionar sobre la conveniencia del término.

La expresión “turismo de masas” tiene un fuerte componente de clase. El término se generaliza desde mediados del siglo XX, cuando progresivamente las clases trabajadoras pueden costearse unas vacaciones lejos de su lugar de residencia. En cierto sentido, el turismo de masas podría ser la combinación de los resultados de décadas de lucha obrera por la mejora de las condiciones laborales, junto a cierta modernización en las comunicaciones e infraestructuras en la etapa en la que el sistema capitalista transita de la producción al consumo. Para muchas personas, la posibilidad de viajar, aunque fuese a poca distancia de su hogar, supuso una conquista que anteriormente solo disfrutaban las clases adineradas. El concepto de turismo de masas podría representar la democratización del ocio vacacional; tanto es así que en Benidorm se han planteado solicitar a la UNESCO la declaración de Patrimonio Mundial con base en este argumento (http://www.abc.es/cultura/abci-benidorm-trabaja-para-demostrar-5511404527001-20170718023041_video.html). Anécdotas a parte, el uso actual del término turismo de masas en Sevilla puede llevar a equívocos: no es que prefiramos un turismo exclusivo, centrado en la atracción de personas de alto poder adquisitivo. No se trata del tipo de turismo que queremos, se trata de que el existente está desbordando la capacidad de la ciudad para absorberlo, afectando directamente a nuestras vidas y relaciones cotidianas. Si tuviéramos que buscar nuevos apellidos para este fenómeno en nuestros barrios, podríamos hablar de turismo intensivo o frenético. De todo ello, y más, hablaremos la semana que viene en ENTRA Sevilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s